Querido hijo: estás despedido, de Jordi Sierra i Fabra

¿Pueden los hijos ser despedidos por sus padres? No abandonados, no. No echados de casa: despedidos. Esta es la hipótesis que plantea esta novela de Jordi Sierra i Fabra, en la que los padres de Miguel, hartos de su desorden, su desobediencia y sus destrozos, le extienden una carta de despido. Con treinta días de preaviso: perfectamente legal. Pero el incrédulo Miguel tardará un tiempo en reaccionar y darse cuenta de que no se trata de una broma.

A partir de aquí, se desarrolla una situación dramática-humorística en la que Miguel ve desmoronarse todo su mundo al ser expulsado de la casa paterna, mientras sus padres parecen haberse sacado de encima un gran problema y se disponen a disfrutar de la buena vida. En la calle se encontrará con sus amigos, que, a más de solidarizarse con su situación, que se les antoja espantosa, no podrán darle otra ayuda que una palmada en el hombro. Cae la noche y parece que la cosa no puede más que empeorar.

¿Logrará Miguel ser reincorporado como hijo? Lo interesante, sobre todo para los niños familiarizados con la idea de tener derechos pero no deberes, es el gran paso que deberá dar para conseguirlo.
Una novela entretenida y de lectura ágil para chicos de entre 9 y 12 años, que puede disparar la conversación sobre las obligaciones mutuas entre padres e hijos.

Juliana Accoce

Enlaces relacionados:
Web oficial de Jordi Sierra i Fabra.

Entradas populares de este blog

Ojos amarillos, de Ricardo Mariño

Trasnoche, de Pablo de Santis: más allá de la zona de influencia

No es fácil ser Watson, de Andrea Ferrari